Buscar
¿Sabías que...? NOSOTROS somos el medio para estrechar la colaboración entre los industriales y defender los intereses comunes.
Home » blog

La profesionalidad como respuesta al cambio tecnológico en el sector del frío

7 marzo 2019

El sector del frío se adapta a las nuevas normativas que inciden en la eficiencia energética y en la protección del medioambiente. La Sesión Plenaria “Aspectos relevantes en torno a los refrigerantes” que, organizada por AEFYT  y AFEC, tuvo lugar en el marco de la Feria Climatización y Refrigeración, ofreció un exhaustivo repaso por la actualidad de la refrigeración.

La aparición con fuerza de nuevos refrigerantes y las adaptaciones tecnológicas que permiten su uso imponen una compleja toma de decisiones que abarcan diversos criterios. Estos giran en torno a conceptos relacionados con  la seguridad –tanto de las personas como del medioambiente-, de la eficiencia energética, de la disponibilidad de dichos refrigerantes, del recorrido de futuro de las instalaciones frigoríficas y del coste presente y futuro de la instalación.

En lo que respecta a los refrigerantes, la tarea no es más sencilla y, tras los momentos de incertidumbre pasados con la aprobación del Reglamento F-Gas, en la actualidad las opciones son múltiples: nuevas mezclas de HFO de bajo Potencial de Calentamiento Global, refrigerantes naturales como el CO2 y el amoniaco y, recientemente, los A2L (ligeramente inflamables) ofrecen un completo abanico de posibilidades adaptadas a las diferentes necesidades. Todo, al mismo tiempo, complica la elección: ¿cómo encontrar el refrigerante ideal? La respuesta depende de la instalación pero, en todo caso, hay que tener en cuenta cuestiones como el PCA, la eficiencia energética, la toxicidad, la inflamabilidad y el coste.

Nos encontramos, así pues, frente a un complejo puzzle que ha incrementado la importancia de los instaladores profesionales capaces de tomar las mejores decisiones desde el conocimiento de las tecnologías disponibles y de las necesidades del usuario final de frío.

Así mismo, se multiplican los desafíos y cobra importancia la necesidad de luchar contra el intrusismo profesional en el caso de los instaladores y, en lo referente a los fluidos refrigerantes, contra las grandes lacras del momento: el mercado ilegal y la publicidad engañosa. Todo ello supone un freno para la innovación y el cambio tecnológico que las leyes, la sociedad y el propio mercado exige al sector del frío. Las soluciones pasan por la mejora del control aduanero y por el incremento de las sanciones. Las empresas legales se encargarán del resto: de compartir las buenas prácticas y de incrementar los esfuerzos destinados a la recuperación, reciclado y gestión como residuos de los refrigerantes.

Miembros de:          Colabora con: