Buscar
¿Sabías que...? NOSOTROS somos el medio para estrechar la colaboración entre los industriales y defender los intereses comunes.
Home » blog, Frío comercial

Cuenta atrás para la eliminación de los HFC en 2036

7 enero 2019

La Enmienda de Kigali al Protocolo de Montreal, un acuerdo internacional histórico para reducir progresivamente la producción y el uso de gases refrigerantes HFC, entró en vigor el pasado 1 de enero de 2019. Los países que han ratificado el acuerdo de Kigali se han comprometido a la reducción gradual de este tipo de gases, utilizados en equipos de aire acondicionado e instalaciones de refrigeración, comenzando con una reducción del 10% este año hasta alcanzar una disminución del 85% en 2036.

Sin embargo, hasta el día de hoy, solo 65 de los 197 países que son Partes en el Protocolo de Montreal, había ratificado la Enmienda de Kigali. Entre los que aún no lo han hecho se encuentran Estados Unidos y China, dos de los mayores productores y consumidores de HFC.

Aunque estas cifras no invitan al optimismo, en ciertas regiones, como Europa (que ha ratificado la enmienda al igual que Japón), la legislación, fundamentalmente el Reglamento F-Gas, ha introducido un calendario riguroso para la reducción del uso de HFC y, por su parte, la industria del frío se ha implicado ampliamente en la reducción progresiva del uso de este tipo de gases. Durante los últimos años ha habido grandes avances en la introducción en el mercado de gases refrigerantes de bajo PCA (Potencial de Calentamiento Global), tanto refrigerantes naturales como mezclas AL2, ligeramente inflamables, y otros.

Desde principios de año, los países en desarrollo tienen un calendario de reducción gradual de los HFC a dos velocidades: el primer grupo de países -que incluye a China y a las naciones africanas- congelará el consumo de HFC para 2024 y sus primeros pasos de reducción comenzarán en 2029; el segundo grupo, que incluye a la India, Irán, Irak, Pakistán y los países del Golfo, cumplirá un plazo más largo, congelando su uso de estos gases en 2028 y reduciendo el consumo a partir de 2032.

El Programa de Medio Ambiente de la ONU calcula que la reducción del uso de estos gases podría evitar hasta 0,4°C de calentamiento global para finales de siglo, con lo que se puede dar un gran impulso al cambio climático.

Miembros de:          Colabora con: