Buscar
¿Sabías que...? NOSOTROS somos el medio para estrechar la colaboración entre los industriales y defender los intereses comunes.
Home » blog

Las sinergias entre climatización y refrigeración son una de las claves para mejorar la eficiencia energética en el mundo

20 noviembre 2018

El informe anual Eficiencia Energética 2018, elaborado por la International Energy Agency (IEA), revela que la adopción a nivel global de las mejoras tecnológicas disponibles en la actualidad podría duplicar la eficiencia media de los sistemas de aire acondicionado para el año 2040.

Según el reporte, el consumo total de energía en los edificios podría mantenerse plano de aquí a 2040, a pesar de un crecimiento del 60% en la superficie total edificada. Entre las tecnologías que ayudarán a esto se menciona la eficiencia de la calefacción y del agua caliente, que podría mejorarse en un 43%. Precisamente, la búsqueda de sinergias entre climatización y refrigeración es uno de los objetivos de la colaboración entre ambos sectores del frío. Como decía Javier Cano, miembro de los Comités Técnicos de AEFYT y AFEC en una entrevista publicada recientemente en este blog, “las sinergias son acciones de combinación de las instalaciones de frío y climatización. Quizás la más evidente es la recuperación del calor de condensación de los compresores de frío para su aprovechamiento en calefacción, pero existen también otras acciones interesantes como la optimización de la producción frigorífica o la acumulación de frío”.

Una de las claves para la consecución de estos objetivos son los códigos de edificación de los diferentes estados. El informe apunta a que, mientras que muchos países ya han implementado códigos y estándares de energía para la construcción, el cumplimiento del Escenario Mundial de Eficiencia de la AIE requeriría que fueran fortalecidos y ampliados para cubrir edificios nuevos y existentes. Del mismo modo, también habrá que reforzar y ampliar las normas mínimas de eficiencia energética (MEPS) para los equipos y aparatos, como las bombas de calor eléctricas y los acondicionadores de aire.

Precisamente, Cano apunta al código de edificación como uno de los problemas en este sentido, “el aprovechamiento de estas sinergias de la integración de las instalaciones de frío y climatización no está exento de grandes dificultades. La más importante es quizás la extemporaneidad del planteamiento de la climatización como instalación de edificación y el frío industrial como instalación de equipamiento. El marco normativo tampoco ayuda y, en general, es necesaria una mayor sensibilización de los promotores, los arquitectos e ingenieros, y los operadores y usuarios”.

Miembros de:          Colabora con: