Buscar
¿Sabías que...? NOSOTROS somos el medio para estrechar la colaboración entre los industriales y defender los intereses comunes.
Home » blog, entrevistas

Rafael Postigo, UNE: “Las normas técnicas son fundamentales para la competitividad del sector del frío”

9 agosto 2018

Recuperamos durante este verano las principales entrevistas publicadas en nuestro blog.

Rafael Postigo es responsable de equipos e instalaciones mecánicas dentro del Servicio de Industria y Equipamiento de la Dirección de Normalización de UNE, Asociación Española de Normalización. En esta entrevista explica la influencia de las normas técnicas en la mejora de la calidad y competitividad de las empresas del sector del frío, eliminando la incertidumbre. De hecho, actualmente hay más de 30 normas específicas para el sector. Del mismo modo, destaca la importancia de la participación de los expertos en la elaboración de normas en general, y en particular de aquellas de alcance internacional y europeo.

  • Háblenos de la misión de UNE, Asociación Española de Normalización.

UNE es la Asociación Española de Normalización, la entidad legalmente responsable del desarrollo de la normalización en España. En 1986 se creó la Asociación Española de Normalización y Certificación, y UNE, asociación sin fines lucrativos, da continuidad a la actividad de normalización; mientras que la actividad de certificación la desarrolla la sociedad AENOR.

Como organismo español de normalización, UNE pone a disposición de todos uno de los catálogos de normas más completos del mundo, con más de 32.000 documentos normativos con soluciones eficaces.

Las normas técnicas son documentos al alcance de todos, que contienen el consenso del mercado sobre las buenas prácticas a la hora de abordar cuestiones clave para la competitividad de las organizaciones. Elaboradas por primeros expertos, son una herramienta esencial a la hora de abordar un nuevo mercado o proceso, eliminando la incertidumbre empresarial.

UNE es el representante español ante los organismos de Normalización internacionales y europeos, llevando la voz de los sectores españoles a los foros europeos e internacionales donde se discuten documentos importantes para su competitividad.

  • ¿Cómo influye su labor de normalización en la industria española, especialmente en lo referente a la industria del frío?

La normalización es fundamental para la competitividad de la industria y la economía española. UNE es generador de conocimiento e innovación, que pone las buenas prácticas al alcance de todos y en español. Las empresas no tienen que partir de cero cada vez que abordan un nuevo proceso.

En el seno de UNE se desarrollan las normas en las que los sectores están interesados y ellos tienen un papel principal en su redacción. Las normas se elaboran con la participación de todas las partes implicadas en cada caso y son fruto del consenso. Actualmente existen 215 Comités Técnicos de Normalización, en los que colaboran más de 12.000 expertos de 4.500 empresas y entidades que trabajan en España.

La industria española del frío participa activamente en la elaboración de normas técnicas.  Expertos del sector participan en los Comités Técnicos de Normalización (CTN) de UNE y AEFYT gestiona la Secretaría del CTN 86, de Frío y, asimismo, participa directa y activamente en otros comités de interés para el sector como puede ser el CTN 100, de Climatización.

El sector del frío está muy familiarizado con los beneficios de la normalización; de hecho, existen más de 30 normas dentro del catálogo español que tratan sobre las diferentes aplicaciones del frío industrial y comercial. Cabe destacar en este sentido, la involucración directa del sector en el desarrollo de la serie de Normas UNE-EN 378, sobre sistemas de refrigeración y bombas de calor, que ha sido muy recientemente publicada. También destaca la Norma UNE 100030:2017, para la prevención y el control de la legionela, publicada en 2017 y en la que AEFYT ha tenido un papel muy destacado para su desarrollo. Asimismo, quisiera subrayarla intención del sector en adoptar como norma nacional la Norma ISO 817, para la designación de refrigerantes y su clasificación en función de su peligrosidad. Finalmente, no nos debemos olvidar del ámbito de la refrigeración comercial en el que, en el último año, se puede destacar la publicación de las Normas UNE-EN 16825:2017, Muebles y mostradores de almacenamiento refrigerado para uso profesional y UNE-EN 16838:2017 Vitrinas refrigeradas para venta de helados

Las normas tienen un impacto directo en la cuenta de resultados de las empresas, pudiendo suponer, de media, hasta el 5% de los ingresos por ventas de una empresa, según un estudio internacional de ISO (Organización Internacional de Normalización).

Para el conjunto de la economía española, las normas suponen el 1% del PIB, similar al de Francia o Alemania.

  • ¿Cuáles son los últimos desarrollos de UNE que usted destacaría y que influyen en esta industria?

Los temas que preocupan a la industria siempre han estado presentes en la Normalización. En este sentido, dos de las normas mencionadas anteriormente, la Norma UNE 100030 y la serie de Normas 378, pueden destacarse porque aparte de su importancia intrínseca natural, éstas son referencia para los legisladores nacionales en cuanto al desarrollo reglamentario.

En particular, la Norma UNE 100030, es una norma de referencia para el Real Decreto 865:2003, por el que se establecen los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y control de la legionelosis, que los diferentes actores impactados por el mismo han querido poner al día. Ese es el caso del sector de la refrigeración para las torres de refrigeración ya contempladas en su anterior versión y que en esta última, siguen siendo una instalación con un protagonismo propio dentro del alcance de la norma.

Por otra parte, la serie de Normas UNE-EN 378, es una referencia particularmente importante en el ámbito del Real Decreto 138/2011, por el que se aprobaron el Reglamento de seguridad para instalaciones frigoríficas y sus instrucciones técnicas complementarias, y para futuras revisiones de este texto legislativo. Asimismo, la nueva norma publicada establece referencias actualizadas para el diseño, operación y mantenimiento de los sistemas de refrigeración de manera que, éstas, sean más eficientes, seguras y respetuosas con el medio ambiente.

También se están desarrollando normas y revisando existentes para apoyar iniciativas legislativas en el ámbito del Reglamento (UE) 2015/1095 por el que se aplica la Directiva 2009/125/CE del Parlamento Europeo y del Consejo en lo relativo a los requisitos de diseño ecológico para armarios de conservación refrigerados profesionales, armarios abatidores de temperatura, unidades de condensación y enfriadores de procesos, y del Reglamento Delegado (UE) 2015/1094, por el que se complementa la Directiva 2010/30/UE del Parlamento Europeo y del Consejo en relación con el etiquetado energético de los armarios de conservación refrigerados profesionales, Los siguientes son ejemplos de estas normas y proyectos de normas:

– UNE-EN 16825:2017, Muebles y mostradores de almacenamiento refrigerado para uso profesional. Clasificación, requisitos y condiciones de ensayo.

– UNE-EN 16838:2017, Vitrinas refrigeradas para venta de helados. Clasificación, requisitos y condiciones de ensayo.

– PNE-EN 16902, Enfriadores comerciales de bebidas. Clasificación, requisitos y métodos de ensayo.

Por otra parte, para dar respuesta al mandato de la Comisión Europea para el desarrollo de normas que tengan en cuenta el uso de refrigerantes inflamables en refrigeración, acondicionamiento del aire y equipos bomba de calor, en el medio plazo se desarrollarán nuevas normas, y se modificarán otras vigentes a nivel europeo, para dar cabida a la utilización de estos refrigerantes. Es por ello que el sector va a tener una oportunidad muy importante de participar, influenciar y defender sus intereses durante el desarrollo de éstas. Finalmente  hay que resaltar que estas normas serán, en último término, adoptadas en España.

  • Una de sus labores es la coordinación del desarrollo las últimas normas europeas y españolas. En lo referente a refrigeración, éstas se dirigen de una manera muy clara al establecimiento de parámetros de eficiencia y ahorro energético. ¿Cuál es su labor en este sentido?

Nuestra labor en UNE es, entre otras, ayudar a las organizaciones del sector, en colaboración con la secretaría ejercida por AEFYT, a que puedan participar e influir en el desarrollo de las normas en el ámbito de la refrigeración, tanto a nivel nacional como europeo e internacional, y que, de esta manera, las organizaciones puedan obtener los beneficios que el sistema de normalización  reporta al que participa en él.

Entre estos beneficios están anticipar las necesidades y tendencias del sector, garantizar que las necesidades de las organizaciones se tienen en cuenta, establecer contactos con otras partes interesadas , expertos y reguladores, y garantizar una mayor seguridad, prestaciones, eficiencia e interoperabilidad de sus productos y servicios.

También velamos para que todo el proceso de elaboración de las normas cumpla con los principios de la normalización como son el de la transparencia, la participación y el consenso.

  • ¿Cuál es su relación con asociaciones como AEFYT? ¿Son importantes a la hora de trasladarles las necesidades y problemas del mercado?

Los miembros son el pilar fundamental de UNE. Actualmente, la Entidad  está formada por 550 miembros, que representan a la práctica totalidad del tejido económico español. Entre ellos está AEFYT, Asociación de Empresas del Frío y sus Tecnologías, miembro de UNE  desde el año 1989.

Por un lado, el conocimiento de las asociaciones sectoriales que forman parte de UNE es de gran importancia para que la Asociación cumpla con sus fines; y por otro lado, la vinculación institucional entre UNE y sus asociaciones miembro es fundamental a la hora de trasladar las necesidades reales de sus asociados y defender sus intereses.

 

 

Miembros de:          Colabora con: