Buscar
¿Sabías que...? NOSOTROS somos el medio para estrechar la colaboración entre los industriales y defender los intereses comunes.
Home » blog

La entrada ilegal de gases HFC se extiende por toda Europa

7 agosto 2018

Del Polonia a España, de Alemania a Grecia… a lo largo de toda Europa la introducción de gases refrigerantes ilegales toma dimensiones cada vez más preocupantes.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En Polonia, PROZON, la organización representativa del frío en este país, ha denunciado al entrada masiva de gases HFCs de manera ilegal procedentes de China a través de las fronteras de Turquía, Rumania, Bulgaria, Hungría y Eslovaquia. Mismo problema puesto sobre la mesa por la industria del aire acondicionado y climatización de Grecia, que ha elevado una petición a su gobierno para que éste tome medidas para detener el paso de este tipo de mercancías ilegales a su territorio cuyos daños al mercado legal cifran en 20 millones de euros solo en el país heleno.

En Alemania, según publica el Cooling Post, solo hay que echar un vistazo a Internet, en concreto a la web eBay.de, para encontrar grandes cantidades de R134a al alcance de la mano. Otros refrigerantes como el R404A, el R407C y el R410A también se pueden adquirir con facilidad, aunque en menores cantidades.

Además, estos refrigerantes se venden en un tipo de cilindro prohibido en Europa desde el año 2007 al no permitir la recuperación de los gases. Por supuesto, los vendedores de estos gases no aparecen en ningún registro legal por lo que, además de los problemas de seguridad que pueden acarrear, eluden las obligaciones de registro contempladas en el reglamento F-Gas.

La mayoría de estos refrigerantes que se venden de manera ilícita tienen origen en China pero también es posible encontrar marcas reconocidas y presumiblemente falsificadas.

En España, AEFYT lleva años denunciando estas prácticas ilegales. La Asociación calcula que el incremento del mercado negro –y por lo tanto de emisiones sin control-, se estima en torno al 40 por ciento. Una circunstancia agravada, además, por el Impuesto sobre Gases Fluorados de Efecto Invernadero que ha tenido un efecto llamada en nuestro mercado.

Miembros de:          Colabora con: